Beta alanina y rendimiento deportivo

Efectos de la beta alanina en el rendimiento deportivo

Efectos de la beta alanina en el rendimiento deportivo

5 junio 2019 - Belén Rodríguez

La acumulación de moléculas de hidrogeno en el espacio intracelular de las fibras musculares, también llamada acidosis metabólica, es un factor decisivo en el desarrollo de fatiga muscular e interrupción del esfuerzo y por tanto, un aspecto que genera gran preocupación entre los entrenadores y deportistas. 

Existen 3 vías metabólica encargadas en producir energía en forma de ATP, molécula imprescindible para que las células puedan realizar sus actividades. El ácido láctico se produce como consecuencia de la descomposición de la glucosa en ausencia de  oxígeno (vía metabólica glucolítica) en esfuerzos físicos de alta intensidad pero muy corta duración. Hasta cierta intensidad y también dependiendo del nivel de entrenamiento del deportista, ese acido láctico puede ser reutilizado por las fibras musculares. Sin embargo cuando mantenemos el ejercicio intenso durante un tiempo prolongado, el ácido láctico comienza a acumularse en las fibras musculares, liberando hidrogeniones (H+) que son los responsables de la bajada del ph intracelular, generando una acidificación de las fibras musculares, causa de que nos veamos obligados a parar el ejercicio o disminuir su intensidad.

Efecto tampón de la Beta alanina

El organismo necesita mantener el ph dentro de unos valores fisiológicos compatibles con la vida entre 7.35 y 7.45, valores por debajo se consideran acidas, y por encima básicas o alcalinas. Los sistemas fisiológicos que poseemos de forma intrínseca y se encargan de neutralizar dichos hidrogeniones para mantener el ph  son los denominados “sistemas amortiguadores, buffer o tampón”: en función de su ubicación se clasifican en plasmáticos y tisulares.

A nivel plasmáticos el sistema amortiguador por excelencia es el bicarbonato y a nivel muscular disponemos de la carnosina, un dipéptido  formada por 2 aminoácidos: la beta alanina y la histidina. La síntesis de carnosina está limitada por la disponibilidad de la beta alanina.  La beta alanina es una aminoácido no esencial que se sintetiza en el hígado y puede ser ingerido a través de la dieta, especialmente a través de la carne, y mediante suplementos.

Uso de la Beta alanina

La literatura científica señala que la suplementación con beta alanina, con dosis de entre 1,6 – 6,4 g durante 4-12 semanas aumenta de forma significativa los niveles de carnosina intramuscular con la consiguiente mejora en la amortiguación de los hidrogeniones. En estas cantidades la beta alanina no presenta efectos secundarios, no obstante puede provocar picor en las manos y en la cara, lo cual no tiene consecuencias graves pero puede resultar un poco molesto para el deportista. 

Desde Tu Gestor de Salud recomendamos a los deportistas que si deciden consumir beta alanina consulten con un nutricionista deportivo especializado que pueda individualizar la dosis a cada deportista para optimizar al máximo el rendimiento y  busquen marcas de confianza que nos ofrezcan seguridad, confianza y calidad del producto. Nosotros confiamos en la calidad de Victory Endurace y por ello colaboramos con ellos.


Sigue leyendo más sobre la Beta Alanina:

¿Cómo funciona la Beta Alanina?


Amaia Telleria Elejoste
Nutricionista- Dietista en Prácticas

 
Belén Rodríguez
Belén Rodríguez

Doctorada en Nutrición. Dietista-nutricionista y entrenadora. Apasionada del trail running y la investigación.

Productos relacionados

  • Puntúe este artículo:
    4.5

Deje un comentario

Este formulario recopila su nombre, correo electrónico, dirección IP y contenido para que podamos hacer un seguimiento de los comentarios publicados en este sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra Política de privacidad y los Términos de uso dónde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.
Añadir comentario