Nature´s Energy Bar
Nature´s Energy Bar

Nueva fórmula, aún mejor.

Victory Endurance ha mejorado la fórmula de las Nature´s Energy bar respecto a las anteriores barritas comercializadas. Se componen mayoritariamente de avena y frutas, y, además, han optado por dejar de usar aceite de palma para su elaboración.

Como nutricionista deportivo vamos analizar los pros y los contras de este producto. La barrita pesa 60 g, destaca su contenido hidrocarbonado con 39 gramos. Además, contiene 6,6 g de grasa y 3,1 g de proteínas. En este sentido, va a ser un producto interesante para aquellos deportistas que participen en actividades o competiciones cuya duración supere los sesenta minutos, ya que será necesario compensar el gasto de hidratos de carbono para proporcionar energía al organismo y mantener la glucosa estable (1). Para deportistas la ACSM recomienda consumir entre 30 y 60 g de hidratos de carbono por hora, mientras se realiza ejercicio de resistencia, entre los que se incluyen deportes de ¨parada¨ y ¨arranque¨. Siguiendo la recomendación de la ACSM, se podrían ingerir entre 1 (39 g de HC) y 1’5 (60 g de HC) barritas cada hora (2).

Para ejercicios de ultrafondo con duraciones mayores a las 2,5 h se recomienda una ingesta de hasta 90 g/h (2,3 barritas por hora). Se podrían utilizar barritas de este tipo combinado con otro tipo de alimentos y suplementos (2).

En este tipo de ejercicios de ultrafondo, suele venir bien combinar la ingesta de barritas con geles y/o gominolas y con alimentos reales.

Por un lado el vaciado gástrico y la absorción en el caso de los geles es más rápido, ya que, a diferencia de las barritas, están forma de gel, es decir, en un formato semilíquido (más rápidamente asimilable).

Otro aspecto importante para optimizar el aprovechamiento de los hidratos de carbono ingeridos es la combinación de distintos tipos de hidratos, ya que utilizaran diferentes vías metabólicas para su transporte. Esta estrategia, nos permitirá absorber mayor cantidad de hidratos de carbono, y a su vez disponer de más energía durante el ejercicio. (3).

Las barritas Nature´s bar han mezclado los hidratos de carbono de forma que se consigue el efecto descrito anteriormente.

Por otro lado, y debido a la alarma social que el aceite de palma ha provocado cabe mencionar que se ha sustituido el aceite de palma en la elaboración de estas barritas por aceite de colza. Pero este aceite no guarda buena fama entre consumidores, por lo que nos ha parecido interesante hacer una pequeña revisión sobre el mismo y comentar sus características.

La colza convencional produce un aceite con un contenido muy elevado de ácido erúcico (22:1 n-9). Se sabe que este ácido graso puede ser perjudicial para la salud. Desde principios de la década de 1970 se seleccionaron cultivares de colza con contenidos bajos de ácido erúcico. A raíz de esto surgió la «canola», que es una variedad de colza creada en Canadá, cuyo aceite tiene niveles reducidos de ácido erúcico (menos del 2%), y es el que se utiliza en alimentación. El aceite de colza (canola) es el más utilizado en alimentación en Canadá y en otros países. En España, goza de muy mala fama y el término «aceite de colza» se asocia a la intoxicación masiva padecida en el año 1981, que afectó a unas 20.000 personas. Esta intoxicación no fue a causa de ninguno de los componentes del aceite de colza como tal, sino a una manipulación del aceite conocida como desnaturalización que dio lugar a compuestos tóxicos. Es importante señalar que podría haber ocurrido con cualquier otro tipo de aceite (4). En el aspecto nutricional, se trata de un aceite muy insaturado. En este sentido, el aceite de colza bajo en erúcico es una de las grasas vegetales con menor contenido en ácidos grasos saturados (aproximadamente un 7% del total de la grasa) en contraposición al aceite de palma, y con elevados contenidos en ácidos grasos poliinsaturados (28%).

A pesar de la mala fama que se le atribuye por aquel incidente tan desafortunado, se trata de una grasa apta para consumo humano y con un mejor perfil lipídico que el aceite de palma (5).

En base a todo lo anterior lo ideal sería recomendar un consumo moderado de este tipo de complementos dentro de una dieta variada y equilibrada, reservando su consumo para entrenamientos y competiciones, y no como un aperitivo o snacks dentro de la dieta.

 

BIBLIOGRAFÍA

1.     Clark, N., Ruiz Franco, J. C., De Pino Ramos, R., & Carretero, D. (2010). La guía de nutrición deportiva de Nancy Clark : el mejor libro de nutrición para la gente activa. Editorial Paidotribo.

2.     Lin, L., Allemekinders, H., Dansby, A., Campbell, L., Durance-Tod, S., Berger, A., & Jones, P. J. (2013). Evidence of health benefits of canola oil. Nutrition Reviews, 71(6), 370–385. https

3.     Jentjens, R. L. P. G., & Jeukendrup, A. E. (2005). High rates of exogenous carbohydrate oxidation from a mixture of glucose and fructose ingested during prolonged cycling exercise. British Journal of Nutrition, 93(4), 485. https://doi.org/10.1079/BJN20041368

4.     FEN. (1970). Canola oil. Retrieved from http://www.fen.org.es/mercadoFen/pdfs/aceitecolza.pdf

5.     Lin, L., Allemekinders, H., Dansby, A., Campbell, L., Durance-Tod, S., Berger, A., & Jones, P. J. (2013). Evidence of health benefits of canola oil. Nutrition Reviews, 71(6), 370–385. https://doi.org/10.1111/nure.12033

 

Pablo Vicente Torres Ortega

Farmaceútico

Diestista-Nutricionista en prácticas

www.tugestordesalud.com

 

Belén Rodríguez Doñate

Doctorada en Nutrición

Dietista-nutricionista
www.tugestordesalud.com

 

Pauta de suplementación: Nature´s Energy Bar
  •  1566
  • Puntúe este artículo:
    4.0
 

Deje un comentario

Este formulario recopila su nombre, correo electrónico, dirección IP y contenido para que podamos hacer un seguimiento de los comentarios publicados en este sitio web. Para obtener más información, consulte nuestra Política de privacidad y los Términos de uso dónde obtendrá más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos sus datos.
Añadir comentario