Protección articular

Pautas de suplementación

Protección articular

Estudio a fondo de Ovo Joint

Cuando realizamos ejercicio de forma regular contribuimos al fortalecimiento de los músculos y a facilitar la fisiología articular. Sin embargo, de manera inevitable se va produciendo un desgaste o daño articular que puede generar dolor e incluso limitación de algunos movimientos. De esta manera, el deportista va a estar más expuesto a sufrir lesiones de tipo articular.

Para evitar este daño articular, que será más pronunciado en determinadas disciplinas deportivas, podemos recurrir a los llamados protectores articulares o fármacos condroprotectores.

Los condroprotectores son agentes modificadores de la estructura, dirigidos a preservar el cartílago y a frenar la evolución de la enfermedad, ya que su actividad se centra en los mecanismos que la desencadenan (1). La condroprotección frena o evita el desgaste articular, ya que actúan principalmente sobre el desequilibrio metabólico que se produce en el cartílago, además de actuar sobre los síntomas. Como contrapartida, el alivio sintomático se alcanza más lentamente. Por ello, también reciben el nombre de fármacos modificadores de síntomas de acción lenta (symptomatic slow acting drugs for osteoarthritis [SYSADOA]) y se usan como tratamiento de base en la osteoartritis (1).  En numerosos ensayos clínicos estos tres principios activos han demostrado eficacia, tanto para el tratamiento sintomático a largo plazo (SYSADOA), como en el tratamiento etiopatogénico de la enfermedad osteoartrítica (SDMOAD o structure disease modifying osteoarthritis drugs) (2).

Ovojoint propone una combinación a la que han denominado OVOmet que aporta varios componentes entre los que se encuentran el ácido hialurónico, diferentes tipos de colágeno, condroitín sulfato, glucosamina y queratina, entre otros. Además, contiene cúrcuma, vitamina C y extracto de pimienta negra. En cuanto a la dosificación, recomiendan tomar una cápsula al día para prevenir y disminuir el dolor articular en épocas de entrenamiento intenso.

A continuación, describiremos los componentes más efectivos para el tratamiento de estas dolencias, analizaremos el producto y valoraremos su utilidad como suplemento deportivo para el fin destinado.

Para comenzar es preciso mencionar que los tratamientos farmacológicos más habituales en el campo de la medicina deportiva para las condropatías y las osteoartritis degenerativas tienen como principios activos más comunes el condroitín sulfato, la glucosamina y el ácido hialurónico, solos o en diferentes combinaciones (2).

- El condroitín sulfato, es un fármaco eficaz y seguro que produce la disminución o desaparición de los síntomas del dolor condral y mejora la impotencia funcional y el movimiento de las articulaciones afectadas, con una actividad que perdura durante 2 o 3 meses. Además, existen evidencias de un aumento de la eficacia con la combinación terapéutica del condroitín sulfato y la glucosamina. El aporte como complemento de ambos ha demostrado aumentar la matriz del cartílago y evitar el desgaste. Ambos componentes se complementan porque tienen un efecto distinto: la glucosamina mejora el metabolismo de los glucaminoglucanos porque es precursora de éstos y componente natural de la matriz, y el condroitín sulfato inhibe la acción de las enzimas que degradan el cartílago, reduciendo el desgaste (3).

- Por otro lado, el sulfato de glucosamina favorece la síntesis de proteoglucanos en los cartílagos articulares y, así mismo, posee una actividad antiinflamatoria independiente de la ciclooxigenasa. La dosis recomendada es de 1.500 mg al día (2).

- El ácido hialurónico es importante en la piel y para el cartílago articular. Juega un papel importante en la reparación de heridas y de agresiones de la piel, y en la lubricación de las articulaciones. Diversos estudios han demostrado que sólo el ácido hialurónico de alto peso molecular (por encima de 650 kDa) es efectivo en la salud articular.

- En cuanto al colágeno, es cierto que ayuda a la recuperación osteoarticular y a la prevención de lesiones en tendones y ligamentos de las personas que practican mucho ejercicio físico o sienten calambres, cansancio o fatiga. Cuando se presenta en combinación se aconseja hacer descansos de 1 mes cada 3 o 4 meses (3). Resulta útil su combinación con ácido hialurónico (presente en el líquido sinovial y en el tejido articular), que va aportar hidratación y elasticidad a los tejidos. También es interesante la estrategia de combinarlo con vitamina C (antioxidante y necesaria para la reparación y síntesis de los tejidos osteoarticulares). (3) En este sentido, el producto analizado ofrece una combinación de estas sustancias que puede resultar beneficiosa para la protección articular.

- Respecto a la cúrcuma, además de su actividad a nivel digestivo (colerética y colagoga), en estudios en humanos redujo la sintomatología de artrosis de rodilla (4). Entre sus componentes, la curcumina tiene capacidad para incidir sobre las vías de la ciclooxigenasa y lipooxigenasa, inhibir la activación de factores de transcripción y disminuir la producción de citocinas pro-inflamatorias como TNF-, interleucinas IL-1, -2, -6, -8 y -12 y factores quimiotácticos. Un metaanálisis reciente concluye que los estudios revisados avalan su uso como antiinflamatorio y antálgico (4). Esta revisión proporciona evidencia científica que apoya la eficacia del extracto de cúrcuma (aproximadamente 1000 mg / día de curcumina) en el tratamiento de la artritis. (3, 4).

Image

Dicho todo esto, ahora nos centraremos en  la composición de este nuevo producto. La eficacia de Ovo Joint se basa en un nuevo complejo desarrollado llamado Ovomet, se trata de pura membrana de huevo obtenido a través de un proceso de producción patentado. Este complejo contiene como ya dijimos antes: colágeno (33-38%), ácido hialurónico (4%), glucosamina (2%), condroítin sulfato (2%), queratina (1%) y lisozima (1%).

Como vemos, está presente la combinación de mayor eficacia comprobada (glucosamina junto a condroitín sulfato). Además, con tan solo un aporte total de 300mg de la combinación de los componentes de Ovomet, y en base a un estudio piloto realizado en corredores y en deportistas que realizaban Crossfit y que padecían dolor articular crónico, se consiguió mejorar la percepción del dolor, rigidez y funcionalidad de las articulaciones de miembro inferior (5). También mejoró la funcionalidad de las articulaciones de miembro superior en los Crossfiter (5). En resumen, se obtuvieron mejoras en la percepción del dolor, rigidez y funcionalidad articular, con medias superiores al 45% (5).

Otro de los componentes de Ovomet es el ácido hialurónico, la bibliografía existente sobre este ingrediente permite concluir que la eficacia de la aplicación de ácido hialurónico sólo ha quedado demostrada para moléculas de tamaño superior a 600-700 kDa. A este respecto cabe señalar que el tamaño del ácido hialurónico presente en Ovomet® está sobre los 670 kDa (6).

Por último, el producto ha incorporado un extracto de cúrcuma altamente soluble (CURSOL). Este extracto está especialmente diseñado para todas las patologías que cursan con procesos inflamatorios (7). Si bien es  cierto que no llega a alcanzar los 1000mg de curcumina diarios comentados previamente, a su favor tiene la gran solubilidad y biodisponibilidad conseguida con en este extracto, que con la cantidad de 280 mg/cápsula parece ser suficiente para conseguir el efecto perseguido (7).  La curcumina a menudo se presenta como una alternativa a los AINE. Los resultados del estudio in vitro proporcionan una prueba básica para el uso de este compuesto natural en el tratamiento de enfermedades inflamatorias como la osteoartritis. No obstante, no son suficientes los estudios in vitro para confirmar su eficacia en la práctica clínica.

A priori, podemos concluir que se trata de un producto con propiedades adecuadas, y todo parece indicar que este complemento pueda ser efectivo para la prevención y reducción del daño articular en deportistas. Sin embargo, son necesarios mayor número de estudios y de mayor tamaño en deportistas que permitan confirmar los efectos o beneficios descritos en los estudios preliminares.
 

Pablo Vicente Torres Ortega

Farmaceútico

Diestista-Nutricionista en prácticas

www.tugestordesalud.com

 

Belén Rodríguez Doñate

Doctorada en Nutrición

Dietista-nutricionista

www.tugestordesalud.com

 


 

BIBLIOGRAFÍA
 

  1. MARTÍN-ARAGÓN, S., & BERMEJO, P. (2008). Protectores del cartílago articular. Farmacia Profesional, 22, 48–53. Retrieved from http://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-protectores-del-cartilago-articular-13120599
  2. Palacios, N., Manonelles, P., Blasco, R., Bonafonte, L., Gaztañaga, T., Manuz, B., & Villegas, J. (2011). Ayudas ergogénicas nutricionales para personas que realizan ejercicio físico. Archivos Medicina Del Deporte, XXIX(Suplemento 1), 5–80. https://doi.org/0212-8799)
  3. Osorio Alonso, M. J. (2017). Atención al deportista. El Farmacéutico, 545, 12–23. Retrieved from http://elfarmaceutico.es/index.php/ventascruzadas/item/7799-atencion-al-deportista-i#.Wd3ccGi0NPY
  4. Daily, J. W., Yang, M., & Park, S. (2016). Efficacy of Turmeric Extracts and Curcumin for Alleviating the Symptoms of Joint Arthritis: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Clinical Trials. Journal of Medicinal Food, 19(8), 717–729. https://doi.org/10.1089/jmf.2016.3705)
  5. Garcia-Tabar I, Gil Quintana E, Aguirre González A. VI Jornadas De Medicina Del Deporte. Arch Med del Deport [Internet]. 2015;333. Available from: http://studylib.es/doc/7674048/texto-completo---archivos-de-medicina-del-deporte
  6. Collins MN, Oommen P. Oommen, Shujiang Wang JH and OPV. Chemical Modifications of Hyaluronan for Therapeutic Applications. In: Hyaluronic Acid for Biomedical and Pharmaceutical Applications [Internet]. 2014 [cited 2017 Nov 15]. p. 216. Available from: http://ezproxy.si.unav.es:2094/eds/ebookviewer/ebook/ZTAwMHh3d19fOTE5MjUyX19BTg2?sid=d9a53b80-d008-44e3-9a0a-b50372be0cc8@sessionmgr4007&vid=9&hid=http://eds.a.ebscohost.com/&format=EB 
  7. Bioxtract. Cursol. Powder Extract. Higly soluble Curcumin Formulation. Vol. 32. p. 336

 

Pauta de suplementación: Protección articular
  •  2886
  • Puntúe este artículo:
    4.0